La pandemia ha demostrado que solo las empresas que se adapten al nuevo mundo de los negocios podrán sobrevivir y el comercio en línea luce como la alternativa más viable. 

Hay empresas mexicanas que aplican comercio electrónico con gran éxito y son ejemplo de las ventajas de implementarlo. 

Estas son las principales ventajas que he identificado para que tú también lo hagas en tu negocio. 

1.- Mayores posibilidades de vender (24/7)

Utilizando este tipo de comercio todos tus clientes o usuarios pueden comprar tus productos en cualquier momento del día, es decir tu negocio está abierto todo el día toda la semana y no necesitas estar disponible todo ese tiempo para concretar la venta. 

Lo anterior se debe a que estos sistemas permiten las transacciones electrónicas automatizadas y envían notificaciones a los involucrados para preparar los pedidos y envíos.

2.- Diferenciarse de la competencia

Al ofrecer otra forma de adquirir tus productos tienes una gran oportunidad de ganar más clientes y fidelizarlos y esto logra diferenciarte de la competencia, la cual quizá no ofrezca esta ventaja.

El e-commerce también proporciona la ventaja de ofrecer atención al cliente con horario más amplio, ya sea para aclaraciones, devoluciones o simplemente saber si cuentan con algún producto en específico.

Y este es otro gran punto a tu favor, pues logra mantener una buena atención y relación servicio-cliente.

3.- Mayor visibilidad en el mercado y aumento de clientes

Al entrar al mercado online cuentas con la gran oportunidad y facilidad de expandir tu negocio a otras ciudades e incluso fuera del país, que a diferencia de los comercios físicos cuesta menos crecer y llegar a nuevos clientes.

Esto quiere decir que tu tienda puede ser vista por un mayor número de personas, en cualquier lugar, en cualquier momento, captando clientes potenciales lo cual resulta en contar con un mercado más grande que aumenta la posibilidad de generar más ventas.

Esto es algo que en el mercado físico tradicional puede llegar a ser muy complicado y altamente costoso.

4.- Reducción de costos (operación)

Esta una de las mejores ventajas y mayormente valorada por cualquier empresa, esto debido a que todo se realiza de forma online y los procesos están automatizados no existe la necesidad de invertir en espacios físicos ni en personal extra, logrando con esto disminuir considerablemente sus costos logísticos.

5.- Acceso desde cualquier lugar y fácil proceso de compra

Para comprar por internet solo necesitas dos cosas, cualquier dispositivo electrónico y contar con una conexión a internet para las compras que quieras, facilitando los procesos de compra.

En un negocio tradicional tenemos una vista limitada de todo lo que puede haber, de los departamentos o las ofertas, en comparación al comercio electrónico, ya que aquí puedes ir filtrando los productos y hasta ver todo lo que se encuentra disponible. 

Incluso el leer las reseñas y opiniones de otros clientes nos ayudan a elegir con mayor criterio los mejores productos y podemos tener la seguridad de que es un buen producto.

También por ejemplo puedes estar acostado en tu cama a las 11 de la noche mientras haces la compra de un vestido en tu tienda favorita que quizá se encuentre en España, evitando las largas filas y gastar demás en transportarte al lugar.

6.- Ventas a nivel internacional

Otra gran ventaja es que permite a marcas pequeñas lograr un alcance global y vender sus productos en todo el mundo, solo debes descubrir dónde se encuentra tu público a través de buenas campañas y/o estrategias de mercadotecnia.

Esto te llevará con tu público adecuado y sabrás que es lo que más compran, generar ofertas de acuerdo a ello y lograr fama internacional.

7.- Permite implementar estrategias de marketing

Estar dentro del mundo digital significa generar buenas estrategias de marketing y saber cómo implementarlas, estas herramientas te facilitarán hacer cosas como el seguimiento de los clientes para que sigan comprando.

Una buena estrategia de marketing te permitirá hacer un seguimiento adecuado, también podrás medir los resultados, con los que podrás hacer modificaciones en tu tienda online, en tus productos y hasta en la atención al cliente.

En esto reside el buen funcionamiento de tu comercio electrónico, si no se implementan correctamente corres el riesgo de fallar.